Tarta de zanahoria y queso
Ingredientes
  • Para la base de harina y almendra:
  • 100g de harina de trigo
  • 100g de almendra molida
  • 50g de mantequilla muy fría
  • Media cucharadita de café de sal
  • Un poco de agua
  • Para el relleno:
  • 250 g de ricota
  • 4 zanahorias grandes, peladas y cortadas a trozos de unos 2-3 cm.
  • 50 g de azúcar
  • 25 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 2 puñados de nueces peladas
  • 1 yema
  • Sal
  • Canela al gusto
  • Agua
Instrucciones
  1. Antes de empezar, asegúrate de preparar todos los ingredientes. Una vez los tengas, pon las zanahorias a hervir en una olla con agua. Déjalas que hiervan a fuego suave durante 15-20 minutos o hasta que estén bien blandas. Mientras tanto, empieza a preparar la base.
  2. Preparación de la base:
  3. En un bol limpio, mezcla la harina y la almendra molida. Añade la mantequilla a trozos y arenar. Para ello, y con las manos bien limpias, hay que coger la mantequilla con suavidad y “frotarla” entre las manos con la harina y la almendra. Se ha de hacer suavemente, para no calentar la mantequilla y que se ablande muy rápido. Es un proceso que lleva un poco de tiempo, así que hay que tener paciencia. Verás que has terminado cuando toda la mantequilla haya quedado bien integrada con la harina y la almendra, de forma que parezca que tienes arena en el bol (de ahí el nombre de la técnica).
  4. Añade la yema de huevo y unas gotas de agua (yo me mojo las manos y las sacudo sobre la masa). Ligar bien con la ayuda de una espátula, y luego con las manos.
  5. Amasar con las manos limpias un par de minutos, haz una bola y guárdala en la nevera envuelta en papel film, durante una hora más o menos. Sigue con la preparación del relleno.
  6. Preparación del relleno:
  7. Una vez las zanahorias están hechas, apaga el fuego, cuélalas y déjalas enfriar en un bol.
  8. En un cazo pequeño, pon el azúcar y dos dedos de agua. Calienta a fuego medio-alto hasta que se empiece a hacer un caramelo. Sabrás que tienes caramelo cuando la mezcla espese, haga burbujitas y comience a tener un color dorado.
  9. Añade entonces un par de cucharadas de ricota y mezcla bien, hasta que te quede una mezcla blanquecina. Apaga el fuego y añádelo al bol, con el resto de la ricota, los dos huevos y la yema. Triturar con una batidora hasta que quede una mezcla de textura suave.
  10. Tapar el bol con film transparente y reservar en la nevera mientras terminas de hacer la base.
  11. Continúa con la preparación y horneado de la base
  12. Saca la masa de la nevera y estírala con la ayuda de un rodillo. Es importante que lo hagas en una superficie limpia, uniforme y a la que le has añadido un poco de harina.
  13. Cubre un molde redondo de 24 cm con la masa, y asegúrate de que no queda ningún agujero. Si te sobra masa en los bordes, puedes cortarla con un cuchillo para igualar la altura y añadirla en la base.
  14. Cubre la base con garbanzos o con bolas de hornear para cocer al blanco 10 minutos a 180ºC.
  15. Termina la tarta
  16. Cuando la masa se ha horneado al blanco, retira los garbanzos o las bolas de cerámica con cuidado para no quemarte.
  17. Rellena con la crema de zanahoria y ricota y cubre la superficie con trozos de nueces partidas y canela al gusto.
  18. Hornea a 175ºC durante 45 minutos. Cuando pase el tiempo, apaga el horno y deja la tarta 10 minutos dentro.
  19. Saca la tarta, desmolda y deja que se enfríe antes de servirla.
Recipe by Alimentarte at http://alimentarte.net/tarta-zanahoria-queso/