Albóndigas vegetarianas de lentejas y champiñones con salsa de tomate
Raciones
20raciones
Tiempo de cocción
25minutos
Raciones
20raciones
Tiempo de cocción
25minutos
Instrucciones
  1. Mezclar el agua con las semillas de lino para que forme un gel. Reservar.
  2. En un procesador de alimentos, picar las nueces con la avena. Retirar y reservar.
  3. Calentar el aceite de oliva y sofreír la cebolla a fuego lento. Cuando esté transparente y se empieza a dorar, añadir el ajo picado y cocinar un par de minutos más.
  4. Añadir los champiñones, sazonar con sal y cocinar a fuego medio unos 5 minutos. Apagar el fuego y pasarlos al bol de procesado de alimentos y dejar que se enfríe ligeramente. Añadir las lentejas cocidas y triturar hasta obtener una textura que parezca una pasta con pequeños trozos de champiñones y lentejas.
  5. Pasar la mezcla de champiñones y lentejas al bol con las nueces y la avena. Añadir la mezcla de agua y lino, que tendrá consistencia de gel, y el resto de los condimentos: levadura nutricional, vinagre balsámico, salsa de soja, pimentón ahumado, cebolla en polvo, humo líquido y el perejil. Salpimentar y mezclar bien con una espátula. Probar y corregir de sal si fuese necesario.
  6. Dejar reposar en la nevera media hora, tapando el bol con un plato. Si se va a dejar más tiempo, de un día para otro, cubrirlo con film transparente dejándolo en contacto con la masa, para que no se reseque.
  7. Preparar la salsa de tomate, si no la tienes hecha, siguiendo mi receta de salsa de tomate fácil (mira el enlace en ingredientes)
  8. Una vez ha reposado la masa de las albóndigas sácala de la nevera y precalienta el horno a 180ºC.
  9. Haz bolas del tamaño de una pelota de pingpong y colócalas en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear.
  10. Con ayuda de un pincel de cocina (o con las manos limpias), unta las albóndigas con un poco de aceite de oliva y hornéalas a 180ºC, calor arriba y abajo, durante 25 minutos aproximadamente.
  11. Calienta la salsa y deja que hierva a fuego lento unos minutos. Cuando las albóndigas estén hechas, introdúcelas en la salsa de tomate y deja cuezan a fuego lento unos 5 minutos más.
  12. Sirve con albahaca, parmesano por encima y un chorro de aceite de oliva virgen extra.